fbpx

Sobre el Eclipse

“Buenos días y bienvenidos a esta comunicación, que para nosotros tiene la cualidad de importante, ya que necesita ser transmitida y emitida durante estos días.

Aquello que antes brillaba, ahora por unos instantes dejará de hacerlo, y la vida parecerá detenerse en una noche inesperada, donde todos los seres vivos podrán experimentar el desafío de vivir un día de oscuridad.

Reflexiona eso por un instante, y permítete sentir aquella sensación. ¿Te parece placentera?

Todo depende de que con que tanto juicio observes las palabras “brillo” y “oscuridad”, los conceptos internos con los que relaciones la luz y la oscuridad.

Así como hablamos del eclipse que sucederá en unos días más, también hablamos de lo que viene sucediendo en la cultura del mundo durante los últimos cientos de años. Han permitido que la ideas más pequeñas y más sencillas en cuanto a lo que es el camino de despegarse de la tierra para conectarse con lo espiritual obstruyan la verdadera conexión con la profundidad real de lo divino, y han sido incapaces de aventurarse a la conexión real, generando en sus vidas eclipses tras eclipses.

¿Cómo puedes esperar ver el sol si lo tapas todos los días cada vez que aparece por temor a perder lo que crees ser?

Cada eclipse es un marcador no lineal de cambio estacional a niveles que aun ustedes no han terminado de comprender, pues no son ni astronómicos (estaciones) ni astrológicos (zodiacales), si no que funcionan como posibildades de ingresar por unos instantes a experiencias de lo que es el mundo interno-externo donde habitan también, lugar que ya muchos han olvidado y parte de nuestra función es recordárselos.

El eclipse es el rey de los portales mágicos, la conjunción de astros más cercanas y la más profunda que los afecta a la vez, sobre todos los eclipses solares que son el recuerdo de la necesidad de poder conectarte con la llama divina que el sol simboliza, que se esconde por unos instantes para que recuerdes que la necesitas, que si el sol desaparece, aunque sea por poquitísimo tiempo, la vida se transforma completamente.

Mas al mismo tiempo es el recuerdo de que cuando no lo has visto, cuando crees estar siempre en oscuridad, solo basta con que miras al cielo, encuentres tu conexión, y entonces el sol volverá a iluminarte y todo vuelve a nacer y tener vida.

El eclipse por tanto no solo es la desaparción del sol, sino que también la reaparición de este astro en tu vida. Por lo tanto te invitamos a que lo experimentes, si estás cerca de algún lugar donde se podrá vivir y sientas como es esa desaparción y esa re aparición. Cada eclipse solar tiene esa oportunidad.

Si por otro lado, estás lejos, también puedes permitirte vivir el eclipse a través de observar y meditar respecto a todas las oportunidades y formas en las que tapas tu sol interno, tu propia divinidad. Puedes hacer esto durante cada eclipse solar y darte cuenta de tu propio progreso.

Ahora, respecto a la energía de este eclipse en si. Es hermano de los eclipses que ocurrirán a finales del 2019 y principios del 2020. Cada uno cercano a el nuevo año en cada uno de los hemisferios, espejos uno del otro para cada lugar de la tierra para que el ciclo esté en equilibrio.

Por lo tanto el periodo entre ellos podría parecerles algo caótico mientras las fuerzas se reconcilian, mas simplemente sepan que todo volverá a estar en equilibrio pronto.

De los eclipses lunares, hablaremos otro día.

Por ahora, honramos esta conversación y el camino que están siguiendo”.

Brahman